Paqui

Paqui

Monitora de Chi Kung para la salud.
En constante aprendizaje.

Vipassana

La práctica que estamos estudiando, en tibetano se traduce por lhaktong, en inglés mindfulness y en español no se suele traducir pero sería visión cabal o la práctica de la atención plena. Pero, ¿atención plena a qué? Atención plena al cuerpo y a la mente. Como habíamos visto Buda lo explica con los cuatro fundamentos de la atención:

1. Atención al cuerpo.

2. Atención a las sensaciones.

3. Atención a la mente, atención a los estados mentales, a cualquier conciencia mental.

4. Atención a los objetos mentales.

El Satipatthana Sutta   comienza con la atención en la respiración, para continuar con la atención en las sensaciones.

LOS CINCO SKANDHAS Y LOS SEIS SENTIDOS

Podemos decir que esta práctica nos lleva a entender lo que es el ego, compuesto por los cinco skandhas o agregados:

1. Rupa: Forma, el cuerpo físico, la parte material.

2. Vedana: Sensación.

3. Sanña: Percepción (reconocer).

4. Sankara: Formaciones mentales, volición, (reaccionar).

5. Viñana: Conciencia, que conoce.

Estos cinco agregados forman lo que nosotros creemos que es el yo o ego. Ignoramos nuestra conexión con todas las cosas y nos creemos un yo separado, sólido y que no cambia. Pensamos que este falso yo es algo distinto de lo que hay fuera de él. Poco a poco, mediante la práctica, podremos ir entendiendo la realidad.

Meditación

La meditación vipassana es una meditación budista que te conduce de forma progresiva a la sabiduría primordial de lo que es, a la iluminación.

Sakyamuni Buda tenía la facultad de enseñar a cada persona según su nivel de entendimiento, así puede parecer que hay muchas prácticas budistas que te conducen a la iluminación pero en el fondo todas contienen de alguna manera a ésta. Mejor dicho todas te encaminan hacia el reconocimiento de como son todos los fenómenos (internos y externos): Impermanentes, insatisfactorios y vacíos. Como no todas las personas podemos captar esto con facilidad, sobre todo el tema de la vacuidad, él enseñó muchas prácticas que preparan nuestra mente para recibir esta enseñanza definitiva. En lo que se entiende como segunda y tercera vuelta de la Rueda del Dharma habló de la vacuidad más directamente.

TÉCNICA DE SAMATHA II

Samatha

La siguiente información más técnica la he tomado del libro CALMA TU MENTE, de Guen Lamrimpa (Venerable Yampel Tendsin). Este libro está basado en los retiros de samatha de un año de duración que se hacen o se hacían en el centro de retiros Cloud Mountain, en Castle Rock, Washington. Ten en cuenta que está muy sintetizado y que siempre puedes acudir al libro para una mayor y mejor explicación.

TÉCNICA DE SAMATHA I

Samatha

Recordemos que la práctica de samatha es una forma de meditación que crea una mente estable capaz de concentrarse unidireccionalmente. Esta práctica, llamada también, de la quietud meditativa o calma mental, tiene efectos secundarios beneficiosos: el desarrollo de poderes psíquicos y otras formas de elevada percepción llamados sidis. Estos sidis es lo que se busca a veces en las prácticas de meditación de otras tradiciones, pero en el budismo no se busca desarrollar estos poderes psíquicos, aunque también puedan ser empleados en beneficio de los demás.

FLUIR

Fluir

Continuando por donde lo habíamos dejado en el artículo anterior, Calma Mental III, para ser más felices tenemos que aprender a vivir en el presente, entendiendo que todo está cambiando momento a momento (anicca), sabemos que no hay nada para siempre que todo surge y termina desapareciendo. El no entender este concepto nos hace continuamente desear cosas (raga) y rechazar cosas (dosha). Nos gustaría poseer las cosas que nos gustan y quisiéramos evitar las que no nos gustan, el no poder controlar esto nos produce sufrimiento, insatisfacción (dukkha). Esta lucha del querer y no querer la produce la ignorancia (moha) de creernos un yo separado (anatta), que en realidad es inexistente.

Calma mental

Después de aquietar la mente más superficial mediante la conducta hábil se puede empezar a calmar la mente.

Samadhi:

6. Samma vayama, recta clase de esfuerzo: Rectos tipos de ejercicios para nuestra mente, dirigir la energía a crear el samadhi.

7. Samma sati, recta atención: El tipo correcto de atención, atención a la realidad de éste momento. La atención sólo es real cuando permaneces atento a la realidad de este momento tal y como se manifiesta, momento a momento. El pasado y el futuro no son reales, el primero porque lo recordamos sólo parcialmente y el segundo porque ni siquiera a sucedido. Esta realidad de ahora pertenece a tu mismo ser, a esta mente, a esta materia. Observamos la respiración, entrando, saliendo, a cada momento tal y como es; si es profunda es profunda, si es superficial es superficial, si pasa por el orificio nasal izquierdo pasa por el orificio nasal izquierdo, si pasa por el orificio nasal derecho pasa por el orificio nasal derecho, si pasa por ambos orificios pasa por ambos orificios; nada más que la realidad tal y como es. Esto nos va llevando desde una realidad más burda, más aparente, a otra cada vez más sutil. Primero se experimenta la mente y la materia, para ir más allá de la mente y la materia. Observamos que todo lo que ocurre en el campo de la mente y la materia, es algo que surge y pasa, continuamente se esta produciendo algún cambio, hay un flujo constante en movimiento, anicca, impermanencia, pero cuando pasamos de este campo ya nada surge y nada pasa. Esta verdad última, eterna, es algo que uno no puede imaginar, ni debe de hacerse una imagen de ello porque lo haya explicado un iluminado. Movernos de una realidad burda a otra más sutil, es un proceso de purificación, pero no es algo que nosotros podamos manipular. Cuando aplicas correctamente la técnica las cosas suceden por sí mismas, el dharma hará su trabajo, la naturaleza hará su trabajo. Dejemos que el dharma haga su trabajo, nosotros sólo tenemos que observar la realidad de este momento.

Calma mental

Si queremos profundizar más en la práctica de calma mental tendremos que tener claro algunos conceptos. Esta es la práctica de Samatha, es una práctica de concentración. "Samatha" significa "serenidad" o "calma mental". En tibetano se llama "Shi ne" La palabra "shi" significa literalmente "quietud", "ne" significa "estado" o "morar", por lo tanto podríamos traducirlo como "quietud meditativa" o "morar en la quietud". La práctica de samatha, no es exclusiva del budismo, otras tradiciones también la practican. Es una concentración que nos aporta flexibilidad física y mental.

La práctica de samatha es una meditación que crea una mente estable, capaz de concentrarse unidireccionalmente y permitir el desarrollo de la visión superior o pañña.

Autora

  • Monitora de Chi Kung para la salud.…

Buscar en el blog

Artículos

Suscribirse

Introduce tu dirección de correo para recibir los últimos artículos publicados:

 

Síguenos


Dragon comentarios bienvenida


En "El camino del dragón" utilizamos cookies para mejorar la navegación por el blog. Para más información sobre las cookies pulsar en el siguiente enlace Saber más.

Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. Aceptar