Fase Madera. Medicina Tradicional China

Ideograma madera

Veíamos en el artículo anterior como la Madera producía el Fuego y era a su vez producida por el Agua, dominaba la Tierra y era dominada por el metal.

Elemento madera

la Madera canaliza y desarrolla la potencialidad del Agua. Esta posee el germen que aquella puede desarrollar, con su expansibilidad y gran energía. Su dirección es el este, su color el verde, emoción ira, sabor agrio, olor caprino, sonido grito. Representa los inicios, el amanecer. Es la primavera que surge bruscamente a la superficie después del recogimiento del invierno. Es la época de los cambios rápidos y repentinos, como el viento, que llega a todas partes insuflando vida cuando sopla suavemente pero puede también destruir. El Viento se considera la más virulenta de todas las fuerzas climáticas que pueden generar desarmonías dentro del cuerpo.

Se dice que el alma etérea (Hun) pertenece al Sistema del Hígado. Si se separa del cuerpo el individuo pierde el contacto con el propósito de su vida, no teniendo visión de la realidad y del sentido de la vida. Esto crea frustración e intolerancia. En contraposición a esto, la virtud de la Madera es la bondad. Y su sonido curativo es ssshhhhhh, pronunciado como si quisieras calmar a un bebe que está llorando.


Hígado

EL HIGADO (gan) es su órgano Yin. El Nei Jing dice que es como "el general de un ejercito", que establece una estrategia y una táctica. Es el encargado de acumular la sangre y de regular el movimiento y la distribución del Qi y la sangre por todo el cuerpo. Cualquier deterioro en el funcionamiento del Hígado puede influir en la circulación de la sangre y el Qi, produciendo sangre coagulada y Qi estancado. El bloqueo del Qi y la sensación de cansancio están muchas veces causados por problemas relacionados con el Hígado.

El Hígado refrena al Bazo y el Pulmón refrena al Hígado. Cuando el Hígado se vuelve demasiado fuerte oprime al Bazo y se opone al Pulmón. El Qi desenfrenado del Hígado interrumpe el suave movimiento ascendente y descendente del Qi del Bazo y del Estómago, trastornando la digestión. Esto da como resultado un apetito desigual, evacuación irregular, acidez, gases y dolor espasmódico del estómago y los intestinos. El Qi volátil del Hígado se precipita hacia arriba en contra del Qi descendente del Pulmón, obstruyendo el movimiento en la garganta, pecho y diafragma. Esto provoca tensión en la laringe y el esófago, dolor entre las costillas y respiración superficial o sibilante.

Cuando el Qi del Hígado está agotado, el movimiento, la excitación y el pulso disminuyen. El Qi del Bazo desciende y se estanca. El Qi del Pulmón se tensa y se reduce. Sin la fuerza movilizadora del Hígado, la Humedad del Bazo se acumula, transformándose en edemas, y la Humedad del Pulmón se congela y se convierte en flema. Los músculos están pesados y rígidos, la circulación se vuelve perezosa, y el Frío y el Viento penetran con facilidad, provocando molestias y dolores en las articulaciones y tendones. (p. 179 ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.- HARRIET BEINFIELD Y EFREM KORNGOLD)


El Hígado armoniza las emociones. Cuando este órgano funciona bien, su energía fluye de forma correcta y las emociones también están en armonía. Pero una desarmonía del órgano afecta al estado emocional del individuo, e igualmente cualquier cambio súbito de la pauta normal de las emociones afecta al normal funcionamiento del Hígado. Un bloqueo de energía del Hígado puede producir un estallido de ira. El individuo afectado por cualquier desorden hepático estará normalmente de mal humor y muy irascible.

"El Hígado gobierna los tendones y se manifiesta en las uñas". Para la medicina china, "tendones" representa además de los tendones, los ligamentos y pequeños músculos asociados a estos. Si la sangre del Hígado es incapaz de nutrir los tendones se pueden producir espasmos, adormecimiento de los miembros y dificultad en doblarse o estirarse. Las desarmonías del Hígado pueden hacer que las uñas estén finas, quebradizas y blanquecinas.

"El Hígado se abre en los ojos". Todos los órganos afectan de alguna manera a los ojos, creando un brillo especial cuando todos ellos funcionan de forma armoniosa, pero el Hígado en particular está especialmente relacionado con los ojos, y muchos de sus problemas están relacionados con un mal funcionamiento del Hígado, como los ojos secos y la visión borrosa.

El Hígado rige también los nervios periféricos, activando y regulando todo el movimiento del cuerpo. En términos occidentales podríamos decir que su función es similar a la del sistema nervioso simpático, pues es el mecanismo de excitación y estimulación.

Meridiano hígadoComienzo meridiano hígado

 

El Meridiano del Hígado empieza sobre la cara interna del dedo gordo del pie, continúa atravesando la parte superior del pie, pasa por delante del tobillo interior y asciende por la parte interior de la pierna, detrás y cerca de la arista del hueso. Continúa después de la rodilla por la cara interna del muslo hasta la ingle y recorre los genitales externos. Penetra en la parte baja del abdomen comunicando con el Vaso Concepción, con el Hígado y la Vesícula Biliar. Se dispersa bajo las costillas antes de verterse en los Pulmones, donde se comunica con el Meridiano de Pulmón. Ascendiendo seguidamente por la tráquea hasta la garganta y comunicando con los ojos. Dos ramas parten de los ojos: una desciende a través de la mejilla para rodear la cara interna de los labios; y una segunda rama sube por la frente hasta alcanzar el vértice de la cabeza, donde conecta con el vaso Gobernador. Desde el interior del Hígado, un ramal interno llega a los Pulmones y reinicia el ciclo del Qi.


Vesícula biliar

La VESÍCULA BILIAR (dan) es su órgano Yang. Almacena y segrega la bilis. El Nei Jing dice que "gobierna las decisiones".

La Vesícula Biliar es el órgano Yang complementario del Sistema del Hígado, que ejecuta una parte del papel regulador del Qi. A diferencia de otros órganos Yang, que sólo transforman y transmiten la materia pero no la almacenan, la Vesícula Biliar almacena y segrega la bilis, una sustancia pura y esencial que estimula la peristalsis del Estómago y de los Intestinos, ayudando a la asimilación y a la eliminación.

La Vesícula Biliar infunde el poder para la decisión y el Hígado el poder para la acción. La pureza de la bilis garantiza el juicio puro y correcto, la claridad de la visión, el pensamiento y la toma de decisiones. Si el Hígado y la Vesícula Biliar están en disonancia, la acción se produce sin juicio, las decisiones no llegan a realizarse o impera una parálisis al estilo de Hamlet en la decisión y en la acción. Metafóricamente, la Vesícula Biliar y la bilis forman un cristal líquido como la lente de un ojo a través del cual percibimos la existencia y anticipamos la realidad interior y exterior. Nuestra capacidad de previsión surge de esta facultad. Cuando se deterioran las funciones del Sistema del Hígado, un velo obstruye la visión y el pensamiento. Pueden surgir cataratas, glaucoma y otras alteraciones oculares que disminuyan la visión. (p. 120 ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.- HARRIET BEINFIELD Y EFREM KORNGOLD)

Los bloqueos o desequilibrios de su canal se manifiestan en dolores en las sienes, dolor de ojos y oídos, rigidez o dolor en la mandíbula, hombros, costillas, caderas o en las articulaciones de la rodilla o tobillo.

Meridiano vesícula biliar  Final del meridiano de la vesícula biliar

 

El Meridiano de la Vesícula Biliar comienza en el extremo exterior del ojo, del que surgen dos ramas: una oscila hasta la frente donde empieza el cabello y baja por detrás del oído hasta el borde del cráneo. Regresa a la frente encima del centro del ojo y rodea la cabeza hasta la nuca. Sigue por el cuello hasta detrás del hombro para conectar con el Vaso Gobernador y luego pasa por encima del hombro. Descendiendo por el costado a lo largo del borde de las costillas hasta la cintura y la cresta de la pelvis, antes de sumergirse para conectar con el meridiano de la Vejiga en el sacro. La segunda rama atraviesa internamente la mejilla descendiendo por el cuello, pecho, hasta alcanzar el Hígado y la Vesícula Biliar, continúa descendiendo hasta emerger, encontrándose con la otra rama en la zona de la cadera. Desciende por la cara lateral del muslo, bajando hasta la parte externa del tobillo. Atraviesa la parte superior del pie y finaliza en la cara lateral de la punta del cuarto dedo del pie. Una rama atraviesa por encima del pie para comunicarse con el dedo gordo, en el que comienza el meridiano del Hígado.

Madera


BIBLIOGRAFÍA

- ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.- Harriet Beinfield y Efrem Korngold.- Ed. La liebre de marzo.

- MEDICINA CHINA. UNA TRAMA SIN TEJEDOR.- Ted J. Kaptchuk.- Ed. La liebre de marzo.

- EL LIBRO DEL SHIATSU.- Paul Lundberg.- Ed. INTEGRAL


<< ANTERIOR SIGUIENTE >>

Valora este artículo
(0 votos)
Dragón Comentarios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

En "El camino del dragón" utilizamos cookies para mejorar la navegación por el blog. Para más información sobre las cookies pulsar en el siguiente enlace Saber más.

Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. Aceptar